Crear copia de seguridad - Backup de Windows

Las copias de seguridad o backups deberían ser una actividad frecuente en nuestras rutinas informáticas, independientemente de si usamos nuestro ordenador de forma doméstica o profesional. Nadie está seguro frente a virus, errores, fallos técnicos, imprudencias...y solo mediante el sentido común y la precaución podemos evitar perder toda nuestra información. En este post explicaremos cómo hacerlo, tanto en Windows 7 como en Windows 8.

Antes de nada tenemos que tener algo claro: no tiene sentido guardar la copia de seguridad en el mismo disco duro en el que tenemos el sistema operativo, ya que si este está contaminado o se estropea, habremos perdido todo. Por ello, deberemos emplear un disco duro externo, otra partición (ojo, si se rompe el HD físico, también perderemos la copia), un espacio de almacenamiento virtual, DVD o una memoria USB, en función de lo que tengamos pensado salvaguardar.


  1. Haz clic en  InicioImagen del botón InicioPanel de control/Sistema y mantenimiento/ Copias de seguridad y restauración.          En Windows 8: Inicio/ Panel de control/Historial de archivos/Recuperación de archivos de Windows.
  2. Aparece una pantalla con las siguientes opciones:  Configurar copias de seguridad, Crear una imagen de sistemaCrear un disco de reparación del sistema, Seleccionar otra copia de seguridad para restaurar los archivos y Recuperar la configuración del sistema o el equipo. Como veis, desde aquí podremos insertar la copia de seguridad si nos pasara algo. Si os fijáis, en la columna de la izquierda, tenemos opción incluso de crear una imagen del sistema de forma completa. Nos centraremos en la primera opción:
  3.  Seguimos los pasos del asistente Se requiere permiso de administrador En algunas ocasiones, se nos pedirá la contraseña del administrador. Elegimos dónde queremos guardar la copia de seguridad: en el disco que habremos insertado o en red. Pulsamos siguiente.
  4. A continuación nos pregunta si deseamos hacer una copia de seguridad personalizada o estándar, donde Windows decidirá. Lo fácil es seleccionar que Windows decida: Éste incluirá las bibliotecas  (documentos, imágenes, música y vídeos),  el escritorio y  las carpetas de Windows predeterminadas (Contactos, Descargas, etc.). Si decidimos elegir personalmente, aparecerá el explorador de archivos, donde deberemos seleccionar qué guardamos en la copia, de cualquier ubicación de nuestro ordenador. Debemos desmarcar los archivos de datos, ya que Windows los guarda por defecto.
  5. Finalmente, nos deja ver un resumen de las opciones que hemos elegido. Además nos permite modificar la programación por defecto. Pulsamos Cambiar programación y, especificamos la frecuencia (diaria, semanal, mensual) con que producirá copia de seguridad, así como el día de la semana y la hora. Guardamos cambios. Para concluir con la configuración del backup, hemos de pinchar en Guardar configuración y ejecutar copia de seguridad.

¿Qué tener en cuenta a la hora de crear tu copia de seguridad?
  • Hazlo de forma periódica. De nada sirve tener una copia si no la tienes actualizada. 
  • No guardes la copia en el mismo disco duro en el que tengas instalado Windows. En el caso de sufrir un ataque malware o un problema de hardware, la copia de seguridad se puede ver perjudicada.
  • Si queremos recuperar el contenido de una copia de seguridad no realizada en la instalación actual de Windows 7, sino en una anterior, debemos acudir a Seleccionar otra copia de seguridad para restaurar los archivos.



Related Posts
Previous
« Prev Post